actius financers

Siguiendo con las novedades introducidas en la reforma del Plan General Contable en el 2021, en este blog hablaremos del concepto y valoración de los Activos Financieros.

Los Activos Financieros son títulos o anotaciones contables adquiridos por las empresas o entidades que otorgan en el comprador un derecho a recibir un ingreso futuro procedente del vendedor. Los pueden emitir las entidades económicas como empresas, comunidades autónomas, gobiernos, etc.

Gracias a los Activos Financieros, el comprador consigue una rentabilidad con el dinero que invierte (posee un derecho – un activo), mientras que el vendedor se financia (tiene una obligación – un pasivo).

La empresa reconocerá un instrumento financiero en su balance cuando se convierta en una parte obligada del contrato o negocio jurídico conforme a las disposiciones de este, bien como emisor o como tenedor o adquirente de aquél.

Un Activo Financiero es cualquier activo que sea:

  • Dinero en efectivo
  • Un instrumento de patrimonio de otra empresa
  • Derecho contractual a recibir efectivo u otro Activo Financiero

Los Activos Financieros, de acuerdo con la norma de valoración núm. 9, pueden ser:

  • Créditos por operaciones comerciales: clientes y deudores varios
  • Créditos a terceros: préstamos y créditos financieros concedidos, incluidos los surgidos de la venta de activos no corrientes.
  • Valores representativos de deuda de otras empresas adquiridos: tales como obligaciones, bonos, y pagarés.
  • Instrumentos de patrimonio de otras empresas adquiridos: Acciones, participaciones y otros instrumentos de patrimonio.
  • Derivados (entre ellos, futuros, opciones y permutas financieras) con valoración favorable para la empresa.
  • Otros Activos Financieros: tales como depósitos en entidades de crédito, anticipos y créditos al personal, fianzas y depósitos constituidos, dividendo a cobrar y desembolsos exigidos sobre instrumentos de Patrimonio propio.
  • Efectivo y otros medios líquidos.

Con la reciente modificación del Plan General Contable, los Activos Financieros se clasifican en alguna de las siguientes cuatro categorías, en lugar de seis como se hacía en el Plan General Contable del 2007:

  • Activos Financieros a valor razonable con cambios en la cuenta de pérdidas y ganancias.
  • Activos Financieros a coste amortizado
  • Activos Financieros a valor razonable con cambios en el patrimonio neto
  • Activos Financieros a coste

Activos Financieros a valor razonable con cambios en la cuenta de pérdidas y ganancias:

Un Activo Financiero deberá incluirse en esta categoría salvo que proceda su clasificación en alguna de las restantes categorías. En principio todos los activos financieros deben valorarse a valor razonable con cambios en la cuenta de pérdidas y ganancias, salvo las inversiones en empresas del grupo, multigrupo y asociadas, y los activos financieros que tengan la consideración de préstamo común, siempre y cuando se gestionen con un determinado propósito o modelo de negocio.

Los Activos Financieros mantenidos para negociar se incluirán obligatoriamente en esta categoría y serán considerados como tales cuando:

  1. Se origine o adquiera con el propósito de venderlo en el corto plazo (por ejemplo, valores representativos de deuda, cualquiera que sea su plazo de vencimiento, o instrumentos de patrimonio, cotizados, que se adquieren para venderlos en el corto plazo).
  2. Forme parte de una cartera de instrumentos financieros identificados y gestionados conjuntamente de la que existan evidencias de actuaciones recientes para obtener ganancias en el corto plazo.
  3. Sea un instrumento financiero derivado, siempre que no sea un contrato de garantía financiera ni haya sido designado como instrumento de cobertura.

Activos Financieros a coste Amortizado:

Un Activo Financiero se incluirá en esta categoría, incluso cuando esté admitido a negociación en un mercado organizado, si la empresa mantiene la inversión con el objetivo de percibir los flujos de efectivo derivados de la ejecución del contrato, y las condiciones contractuales del Activo Financiero dan lugar, en fechas especificadas, a flujos de efectivo que son únicamente cobros de principal e intereses sobre el importe del principal pendiente.

Con carácter general, se incluyen en esta categoría los créditos por operaciones comerciales y los créditos por operaciones no comerciales:

  1. Créditos por operaciones comerciales: son aquellos Activos Financieros que se originan en la venta de bienes y la prestación de servicios por operaciones de tráfico de la empresa con cobro aplazado.
  2. Créditos por operaciones no comerciales: son aquellos Activos Financieros que, no siendo instrumentos de patrimonio ni derivados, no tienen origen comercial y cuyos cobros son de cuantía determinada o determinable, que proceden de operaciones de préstamo o crédito concedidos por la empresa.

Activos Financieros a valor razonable con cambios en Patrimonio Neto:

Se incluyen en esta categoría de valoración:

  1. Cuando las condiciones contractuales del Activo Financiero dan lugar, en fechas específicas, a flujos de efectivo que son únicamente cobros de principal e intereses sobre el importe pendiente, y no se mantenga para negociar ni proceda clasificarlos en la categoría de coste amortizado.
  2. También se incluirán en esta categoría las inversiones en instrumentos de Patrimonio para las que se haya ejercitado la opción irrevocable.

Activos Financieros a Coste:

Se incluyen en esta categoría de valoración:

  1. Las inversiones en el patrimonio de empresas del grupo, multigrupo y asociadas, tal como éstas quedan definidas en la norma 13ª elaboración de cuentas anuales.
  2. Las restantes inversiones en instrumentos de patrimonio cuyo valor razonable no pueda determinarse por referencia a un precio cotizado en un mercado activo para un instrumento idéntico, o no pueda estimarse con fiabilidad, y los derivados que tengan como subyacente a estas inversiones.
  3. Los Activos Financieros híbridos cuyo valor razonable no pueda estimarse de manera fiable.
  4. Las aportaciones realizadas como consecuencia de un contrato de cuentas en participación y similares.
  5. Los préstamos participativos cuyos intereses tengan carácter contingente.
  6. Cualquier otro Activo Financiero que inicialmente procediese clasificar en la cartera de valor razonable con cambios en la cuenta de pérdidas y ganancias cuando no sea posible obtener una estimación fiable de su valor razonable.

.

Sagarra i Montalvo Gestió BCN

Asesoría en Barcelona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *