El plan de viabilidad nos ayudará a verificar la suficiencia de la financiación de las actividades fundacionales.

.

Es un elemento importante a tener en cuenta a la hora de tomar decisiones en torno a la entidad en sí, futuros proyectos, nuevas actividades, etc. Por lo tanto, la entendemos como una herramienta de reflexión que debemos hacer algunas veces a lo largo del tiempo dentro de las entidades.

Con el plan de viabilidad evaluamos la capacidad que tiene ésta para llevar a cabo un proyecto determinado evaluando factores culturales, sociales, económicos y legales, y teniendo en cuenta todos los condicionantes del entorno.

En este blog nos centraremos en las variables económicas con el fin de identificar el riesgo económico, definir la rentabilidad económica y considerar el valor aportado por la entidad.

.

La viabilidad económica será diferente según consideramos un proyecto o servicio:

  1. Proyectos: habrá que plantearse el sistema de financiación previsto para una actuación determinada.
  2. Servicios: hay que valorar la capacidad futura para la obtención de unos ingresos que cubran los gastos estructurales o propios, y las inversiones.

Hay que trabajar con previsiones de ingresos y gastos en base a la delimitación que nos marque el propio proyecto, o bien la cuenta de explotación.

La elaboración de un buen plan económico y financiero nos permitirá analizar si el proyecto es económicamente viable o no y qué debemos hacer para que lo sea (en caso de que sea posible).

.

Los apartados que forman este plan económico y financiero son:

  • - el cálculo de las inversiones previstas
  • - las fuentes de financiación iniciales que utilizaremos
    •                * Cuotas de Asociados
    •                * Ayudas recibidas de administraciones públicas
    •                * Ayudas de empresas o particulares
    •                * Actividad económica
    •                * Colaboraciones con otras entidades sin ánimo de lucro, a modo de partenariados
    •                * Otras fuentes
  • - el plan de tesorería (dinero que entra y sale)
  • - la cuenta de resultados, es decir el cálculo de las ganancias y las pérdidas.
  • - y la previsión del balance.

Los datos se pueden analizar con la frecuencia temporal que más se ajuste al proyecto o al servicio en concreto, pero siempre hay que tener en cuenta que es aconsejable que esta previsión no se limite a un año sino que vaya más allá en el tiempo (3 -5 años) ante la posibilidad de que el primer año haya que hacer grandes inversiones que castiguen el resultado al finalizar el ejercicio en que se realizan pero que en años posteriores tenga una menor incidencia.

Hay que recordar que como requisito para la inscripción en el Registro de Fundaciones, se presentará al Protectorado un proyecto de la viabilidad económica de los dos primeros años de funcionamiento de la fundación y de las actividades previstas.

.

Sagarra i Montalvo Gestió BCN

Asesoría en Barcelona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *