Contabilidad analítica en Fundaciones y Asociaciones

 

 

La Contabilidad Analítica o por centros de coste es la contabilidad ordenada con el criterio de la naturaleza del gasto o ingreso o el tipo de movimiento económico en general (contabilidad general), pero además con el criterio de las distintas actividades o proyectos que se desarrollen en la entidad (desglose de la contabilidad general). Con este sistema podremos saber y analizar los gastos e ingresos de cada uno de los proyectos o actividades que desarrolle la entidad, ya que a veces la contabilidad general no es suficiente si queremos saber cómo están distribuidos los ingresos y gastos entre los diferentes proyectos, actividades o servicios.

Es por ello que la Contabilidad Analítica determina en qué actividad, proyecto o programa se ha producido el gasto o el ingreso, de manera que podamos llevar un control con idénticos criterios clasificatorios a los establecidos en el presupuesto y con los que tendremos que presentar los resultados o justificar las subvenciones.

Llevar una contabilidad analítica es muy importante para la gestión de subvenciones, y quizás la herramienta más adecuada. De esta manera podemos saber en todo momento el margen económico que aún nos queda para una actividad o si nos hemos desviado respecto a las previsiones; y es una herramienta muy útil también para la justificación de las ayudas recibidas, dado que podemos extraer la información de un proyecto determinado, simplificándonos las tareas de localizar y preparar la documentación necesaria para la justificación.

En ocasiones resulta difícil saber qué porcentaje de un ingreso o de un gasto se debe imputar a cada proyecto. Por ejemplo, cuando dos actividades se desarrollan en un mismo espacio compartirán gastos de luz, Internet, telefonía, etc. y habrá que estimar que cuantía imputar a cada una de ellas en función de un determinado criterio de reparto definido por la propia entidad, si es el caso.

Por tanto, tras lo expuesto hasta el momento, a través de ella separaremos ingresos y gastos por actividades y por proyectos, de tal forma que nos reportará resultados individualizados que nos permitirán reflejar estos en el plan de actuación, la memoria anual, cálculo de impuestos, entre otros.

En la memoria anual que forma parte de las Cuentas Anuales, se deberá informar de la distribución del importe de ingresos y gastos correspondiente a las actividades ordinarias, por categorías de actividades, centros de trabajo y, si es necesario, por áreas geográficas de actuación.

También nos ayuda a separar las actividades de cara a la confección de los impuestos (las actividades económicas que van sujetas a IVA y las que no, y al cálculo del impuesto de sociedades, por ejemplo) ya que podemos establecer una relación, entre contabilidad y fiscalidad, donde veremos la importancia de la contabilidad analítica a la hora de liquidar impuestos, ya que la misma nos puede determinar que ingresos y gastos pertenecen a una actividad exenta o a una actividad no exenta del Impuesto sobre Sociedades.

Las entidades acogidas el régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo, Ley 49/2002, en su artículo 3.10º, impone la obligatoriedad de elaborar anualmente una Memoria económica, si se quiere disfrutar de este régimen fiscal especial, en la que se especifiquen los ingresos y gastos del ejercicio, de manera que puedan identificarse por categorías y por proyectos.

.

ASESORIA EN BARCELONA

SAGARRA I MONTALVO GESTIÓ BCN

 

 

Sin comentarios aún.

Deja tu comentario